¿Qué debes considerar al comprar guantes desechables?

Mayo 14

Los guantes de látex desechables, en el terreno médico, son uno de los productos más demandados por las instituciones médicas, laboratorios o núcleos médicos, pues permiten manipular instrumentos y otros elementos externos sin contaminar o tener contacto directo. 

A la hora de comprar este tipo de productos, es importante considerar algunas medidas de evaluación para saber si lo que adquirimos cumple con los estándares de calidad y son seguros para su uso en las distintas áreas médicas que lo requieran. A continuación te brindamos los siguientes puntos de atención que podrás seguir en tu siguiente compra:

¿Para qué fin será utilizado?
Antes de comprar un material, cualquiera que este sea, se debe pensar en el uso que se le dará, ya sea para hospitales, consultas de dentista u otra especialidad.

¿De qué está hecho?
El material determina de alguna forma el fin para el cual fueron creados los guantes; por ejemplo, existen tres tipos muy comunes:
Látex: goma natural extraída de la corteza de los árboles. Son muy resistentes, pero pueden causar irritación cutánea o reacciones alérgicas en personas que tengan intolerancia a este material.
Vinilo: son una alternativa económica a los guantes de látex, además de que no generan reacciones alérgicas, además de proporcionar gran agarre y movimiento adecuado de los dedos.
Nitrilo: guantes desechables de gran uso, resistencia y durabilidad, con buen agarre y resistencia a sustancias químicas. Este tipo de guantes se recomiendan en laboratorios e incluso en la industria alimentaria.

¿Un par o doble par de guantes?
Ante algunas enfermedades contagiosas, se recomienda el uso de doble guante y así logramos reducir la exposición a los fluidos en un 87%.

¿Guantes empolvados o sin empolvar?
Para comodidad de quien los utiliza es mejor contar con este tipo de guantes, pues son más sencillos de quitar y poner. Sin embargo, la FDA ha propuesto la prohibición de guantes empolvados, ya que dicha sustancia puede causar inflamación de las vías respiratorias y de las heridas en los pacientes.

¿Ambidiestros?
La gran mayoría de los guantes pueden utilizarse en cualquier mano, lo que significa que si por algún motivo se rompe un par, podemos reemplazarlo fácilmente por otro sin tener que utilizar un par nuevo.

¿Qué talla elegir?
Elegir la talla ideal es importante, pues utilizar guantes muy pequeños hará que sufras cierto estrangulamiento y corres el riesgo de que se rompan más fácil.

Calidad ante todo
Revisa que los guantes que adquieras cuenten con certificaciones de control de calidad o vengan perfectamente sellados.

En ALFEJ nos preocupamos porque brindar a las instituciones mexicanas los mejores productos médicos, medicamentos y equipos de la marcas más reconocidas. Pregunta a nuestros expertos por los mejores insumos para tu hospital o clínica.

Anterior

Siguiente